A la brevedad

En Paparazzi, de Paul Abascal, aparece Mel Gibson durante dos segundos, ni uno más, y Halle Berry un segundo, por lo que supongo que algunos actores bien cotizados en Joligud (no los mejores, por supuesto) cobran primero por segundo y después por un tercero, y supongo también, ingenuo como soy, que si el productor de la cinta es uno de esos actores, la mitad del presupuesto ha de irse en pequeños fragmentos de eternidad, aquellos en que estrellas tan brillantes iluminan la pantalla y, fugaces como son, no se dan tiempo de hopacar al resto del firmamento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s