¿El lado bueno de qué?

LawrenceVer Silver Linings Playbook, de David O. Russell, me ha servido para terminar de descreer en el Óscar, si acaso hacía falta, después de tanta estupidez. Por supuesto que Jennifer Lawrence, ganadora en la categoría de mejor actriz, ni siquiera es comparable con Quvenzhané Wallis y tampoco es mejor que Emmanuelle Riva o Naomi Watts, al menos en las películas por las que fueron postuladas; yo la pondría en cuarto lugar antes que a Jessica Chastain, si nos atenemos a las cinco nominaciones, menos arbitrarias que la decisión final. La actuación de Quvenzhané, como la cinta en donde ocurre, Beasts of the Southern Wild, de Benh Zeitlin, es un milagro irrepetible, pero la dizque Academia de Hollywood no reconoce la calidad ni el arte y mucho menos la excelencia, como se dice; al parecer, sus criterios son comerciales y políticos: el Óscar es un premio a lo más representativo del negocio llamado «séptimo arte» que tiene un carajo de artístico…

Si El lado bueno de las cosas, como fue titulada en España y Chile, o Los juegos del destino, en México y otros países, es cine independiente, ¿por qué no reconocer los enormes méritos de la ópera prima de Zeitlin, que fue realizada con 1,800,000 dólares, según algunas fuentes, o millón y medio, según otras, mientras que la cinta de Russell costó 21 millones? La respuesta, en el caso de su actriz principal, podría ser el racismo que Hollywood intenta disimular desde hace once años (léase comentario al respecto). Otra posibilidad es que, si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood está compuesta por cerca de seis mil persones, como se dice, haya una abrumadora mayoría de imbéciles (en Estados Unidos, es mayoría la que votó a favor de la guerra, por ejemplo). ¿Por qué mantiene en secreto su composición? ¿Por qué no hace públicos sus criterios? ¿Acaso existen o son más bien consensos inconfesables?

Por lo demás, El lado luminoso de la vida, como fue titulada en Argentina y Uruguay, es muy inferior en todos los aspectos a The Fighter (2010), trabajo previo de Russell por el que yo esperaba algo más o menos equivalente o similar. En la nueva cinta sucede una pequeña sorpresa que parece plagiar discretamente a Little Miss Sunshine (2006), de Jonathan Dayton y Valerie Faris, cuando los protagonistas bailan en el concurso con un repentino cambio de canción…

En fin. La película me decepcionó, y respecto al Óscar hay que ajustar cuentas con ejemplos de sus más aberrantes omisiones. Por lo pronto, me remito al decálogo anual de Jorge Ayala Blanco: las diez mejores cintas de 2012, que ni siquiera fueron nominadas.

Al margen

¿Quiénes titulan las películas en español? En España traducen el título original al español, pero en México escogen, sin un ápice de respeto ni originalidad, por ejemplo, el título de una telenovela (Juegos del destino) para rebautizar una película, o títulos como Una niña maravillosa, o Una aventura extraordinaria, que además de cursis deciden por el público su parecer.

Anuncios

6 comentarios el “¿El lado bueno de qué?

  1. Efectivamente, esta película fue una decepción. Después de la maravillosa The Fighter yo también esperaba mucho más. No entiendo que este filme estuviera nominado a varios premios y mucho menos que Lawrence consiguiera el Oscar por este papel absurdo en donde no destaca su interpretación.

  2. Ivanrin dice:

    Gracias por el comentario, Beatriz.
    Hasta donde pude ver, las mejores actrices del año fueron negras. En primer lugar, Rachel Mwanza por La bruja de la guerra (no la había visto cuando escribí este post) y en seguida Quvenzhané Wallis por Bestias del sur salvaje, pero Mwanza ni siquiera fue nominada y Wallis tampoco ganó porque Hollywood, más que la meca del cine, es la capital mundial del racismo. No encuentro otra explicación. Pero que alguien nos explique por qué Lawrence, la menos plausible. Hasta Chastain me parece mejor ahora.

    • Sí, totalmente inexplicable y absurdo el Oscar a Lawrence. Ella hizo un buen papel en Winter’s Bone, pero esta película no merece ningún reconocimiento, incluyendo su interpretación.
      Coincido contigo en que la joven actriz del nombre impronunciable de Bestias del sur salvaje está INMENSA en la película, una maravilla.
      Todos sabemos que los Oscars premian más los resultados en taquilla que la creatividad en muchas ocasiones. La lista de injusticias que tienen estos premios no hace más que engordar cada día.

      • Ivanrin dice:

        Tomo nota sobre Winter’s Bone, que también debo ver.
        Sobre el Óscar, sería bueno sistematizar todas esas injusticias de alguna menera, pues mucha gente parece creer que es algo así como la neta del planeta.

  3. Bueno, Iván, guárdame el secreto y no me pises la idea :) pero es un post que tengo pendiente de publicar, sobre las injusticias de los Oscar, pero esperaré a que se acerquen de nuevo, que siempre viene más al caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s